en portada

Combat Hapkido, Defensa Personal Científica

Entrevista al Maestro JUAN ROMERO PONS  1 Maestro Romero (portada)-pequeña3Director Nacional de la International Combat Hapkido Federation en España. 

.

“Hay que ser realistas de cómo son las situaciones agresivas. Lo siento, no se pueden dulcificar. Tenemos que adaptar las técnicas a la realidad, no la realidad a las técnicas”

Desde 1994 dedicado intensamente al estudio de las fórmulas defensivas más realistas, el Maestro Romero Pons, experto en defensa personal civil, policial y militar, técnicamente se caracteriza por su impresionante rapidez, explosividad y precisión. Como docente, su inquietud por adiestrar defensivamente a buenas personas frente a todo tipo de agresiones y su gran capacidad pedagógica ha logrado un numeroso alumnado entusiasmado con sus enseñanzas y que valora enormemente sus constantes innovaciones didácticas, sus ideas tan claras que transmite con tanta convicción, su metodología, su humanidad y valores, así como su buen humor y amenidad en la instrucción sin sacrificar la seriedad de la materia que imparte con tanta vocación a sus estimados alumnos. Desde hace muchos años, mujeres y hombres, civiles, policías y militares han tenido (y tienen) el privilegio de aprender y disfrutar de este excelente profesor, máximo exponente del Combat Hapkido en España.
Desde Martial Arts Research Magazine, hemos querido hablar con él, para conocer en profundidad el Combat Hapkido, y también, cómo no, conocer un poco más a la persona, al ser humano. Su conocimiento de la Defensa Personal y de cómo ésta debe contemplarse desde la más absoluta realidad, resulta abrumador, y da lugar a una mucho más que interesante entrevista, que recomendamos con total énfasis.
MARM: ¿Podrías explicarnos como se llegó al Combat Hapkido? ¿Qué inquietud motivó su creación?

 JR: Aunque brevemente, acudamos a la historia. El Hapkido coreano fue fundado a mediados del siglo XX por Choi Yong Sul, quien combinó diversos métodos de lucha coreanos con el japonés Daito Ryu Aiki-Ju Jitsu que había aprendido de su Maestro Sogaku Takeda. Este Hapkido original era un cuerpo de técnicas muy reducido, pero posteriormente fueron surgiendo diversos estilos y organizaciones de “Hapkido”, muy diferentes entre si: unos han multiplicado infinitamente el número de técnicas exigidas, otros las han complicado “artísticamente”, otros han incorporado formas (katas/pumses), otros enfatizan las patadas altas (incluyendo saltos y patadas acrobáticas, como en el Taekwondo), otros se han suavizado de tal manera cuyos elegantes movimientos nos recuerdan un baile y los golpes brillan por su ausencia, otros hacen hincapié en las proyecciones tipo Judo… Todos comparten una parte del nombre “… Hapkido”, pero las diferencias entre muchos de ellos son tan grandes que decir simplemente “Hapkido” ya no aclara mucho convirtiéndose en un lejano apellido heredado por muchos sistemas propios e independientes en los que lo que realmente sirve de identificación es el primer nombre, como “Combat” en el “Combat Hapkido”.

El Maestro Joan Romero Pons, y el Gran Maestro John Pelegrini, durante la celebración de un seminario.

El Maestro Juan Romero Pons, y el Gran Maestro John Pellegrini, durante la celebración de un seminario.

 Fue a principios de los años 90 cuando el Gran Maestro John Pellegrini creó en EE.UU. el Combat Hapkido tras más de 30 años de estudio e investigación en diferentes artes marciales. El objetivo era la creación de un sistema moderno, completo y coherente orientado exclusivamente a la pura Defensa Personal para la sociedad occidental actual, verdaderamente práctico y eficaz, fácil de aprender y de aplicar en situaciones reales, asequible a mujeres y hombres de cualquier edad y condición física, y con una filosofía muy simple: la supervivencia. Actualmente, el Combat Hapkido está presente en muchos países y es uno de los sistemas de autodefensa más respetados y reconocidos mundialmente.

MARM: ¿Cuáles fueron los mecanismos eclécticos para depurar y simplificar hasta llegar al resultado que se enseña hoy en día?

 JR: Para alcanzar este objetivo con este enfoque tan pragmático, el GM Pellegrini sobre la base original del Hapkido conservó aquellos aspectos que creyó interesantes, modificó, adaptó y simplificó otros, y eliminó todo aquello que consideró obsoleto. Incorporando y adaptando, además, otros elementos procedentes de otras artes marciales. Por poner algunos ejemplos, en Combat Hapkido se han eliminado las patadas con salto y giratorias, dirigiéndose todas a la parte inferior del cuerpo; se han suprimido las posiciones y posturas clásicas de las artes marciales, adoptando solamente posturas sencillas y utilizando los movimientos naturales del cuerpo; en vez de invertir casi todo el tiempo a aprender llaves contra los agarres al cuerpo o la ropa y muy poco a los ataques dinámicos (golpes a mano vacía, ataques de cuchillo y de bastón), en Combat Hapkido hacemos justo al revés: menos tiempo a los agarres y mayor énfasis en el trabajo a los ataques dinámicos al ser éstos más comunes en agresiones reales; incorporación y adaptación de técnicas de “trapping” del Jeet Kune Do para mejorar la rapidez y coordinación motora de nuestros brazos y de “foot trapping” del Kuntao Silat para desequilibrar al agresor; empleo de movimientos circulares muy cerrados en vez de grandes y exagerados círculos; utilización del “flujo de transición” (característico del Combat Hapkido) en que rápida y versátilmente se fluye de una técnica a otra para adaptarse a lo impredecible del combate; no se contemplan en el entrenamiento las armas “tradicionales” (abanico, espada, palo largo, etc.) pero si las armas modernas (cuchillo, armas de fuego, bastón, cinturón, armas improvisadas…); no existen formas (katas/pumses), ni competiciones; no interesan las técnicas vistosas ni las tradiciones rígidas; no tiene nada que ver con lo “deportivo” ni con lo “artístico”, sino en la pura supervivencia en situaciones reales; se atienden los aspectos legales y morales de la autodefensa, adiestrando a los estudiantes Combat para prevenir las agresiones, no provocar ni caer en la provocación, mejorar el autocontrol y desarrollar el coraje en situaciones de inevitable enfrentamiento físico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Maestro Mark Gridley, mostrando aspectos del Programa“Anatomical Targeting Strategies”

Mención especial merecen los programas técnicos específicos dentro del Combat Hapkido: 1) “Anatomical Targeting Strategies” creado y dirigido por el Maestro Mark Gridley quien a partir de los más avanzados conocimientos científicos en esta materia, ha elaborado un excelente programa de ataques a los objetivos anatómicos más vulnerables y alcanzables de un agresor para conseguir la máxima eficacia defensiva en una situación real (desvanecimientos, irritación, ceguera temporal, disfunciones en extremidades, desorientación, etc.). No se trata de localizar una infinidad de puntos, sino de asimilar e integrar técnicamente un grupo muy selecto de ataques a objetivos, saber combinarlos para maximizar los efectos sobre el organismo, facilitar la aplicación de determinadas técnicas, etc. Todo ello sin necesidad de fuerza física, resultando de gran interés para todos, pero muy especialmente para las mujeres.

mon127

Trabajo en “Ground Survival”

 “Ground Survival” (Supervivencia en el Suelo). Así se denomina este magnífico programa creado y dirigido por el Maestro David Rivas. Como el resto de técnicas del sistema, este programa no contiene técnicas deportivas para lograr la “sumisión” del oponente en un entorno deportivo. En una agresión real no vale rendirte ni hay árbitros para detener la pelea. Así pues, se trata de hacer todo lo posible para que el agresor no te lleve al suelo. Si has llegado al suelo, hay que tratar de salir de esa situación lo antes posible. Espacio reducido o irregular, piedras, cristales… y especialmente los ataques de más agresores pueden convertir esa situación en un infierno. Por tanto, el programa contiene un número reducido de técnicas pero muy útiles para afrontar muchísimas agresiones en el suelo (a mano vacía o con armas), extremadamente contundentes, simples y rápidas, con el objetivo de esa situación y recuperar enseguida la posición de pie.

El Maestro Romero Pons ejecutando técnicas en el medio natural.

El Maestro Romero Pons ejecutando técnicas en el medio natural.

Hay que ser realistas de cómo son las situaciones agresivas. Lo siento, no se pueden dulcificar. Tenemos que adaptar las técnicas a la realidad, no la realidad a las técnicas. En el Combat Hapkido nos tomamos muy en serio esta materia, se trata de adiestrar a personas a “hacer lo que hay que hacer” para que cuando su vida esté en peligro estén preparadas para enfrentarse a la situación y sobrevivir. Y para ello necesitamos tener las ideas muy claras y armadas con técnicas serias y verdaderamente eficaces, ejecutadas sorpresivamente. No nos dedicamos al deporte ni a las exhibiciones espectaculares, sino al “fuego” real con toda su acritud. Si quisiéramos derribar un caza-bombardero que nos está bombardeando ¿utilizaríamos un castillo de fuegos artificiales o un misil?

Además de realista, y por tanto, práctico, antes comentaba que el Combat Hapkido es un sistema moderno, completo y coherente. Me explico.

 Moderno no solo por su relativa reciente creación, sino también porque está al día de cómo avanza la delincuencia y las maneras de enfrentarla y porque se dirige a las personas de nuestra sociedad occidental actual, no a nuestros antepasados de hace 300 años.

Defensa contra cuchillo en escenario nocturno.

Defensa contra cuchillo en escenario nocturno.

Completo porque es un sistema que cubre todas las facetas técnicas que una persona necesita para defenderse eficazmente. Dispone de estrategias, tácticas y técnicas para afrontar situaciones hostiles en cualquier lugar y en todas las distancias de combate larga, media, corta, cuerpo a cuerpo, supervivencia en el suelo, agarres al cuerpo y a la ropa, varios agresores, desarme de cuchillo, bastón, pistola, escopeta, etc. con un arsenal técnico que incluye una muy selecta variedad de golpes, patadas bajas, llaves a las articulaciones, puntos de presión, estrangulaciones, desequilibrios, inmovilizaciones, uso de bastón, cuchillo y armas improvisadas con objetos personales cotidianos. Por tanto, un estudiante Combat no necesita “complementar” con otros sistemas para estar perfectamente preparado para entrar en acción en defensa propia o de terceras personas. Lo único que necesita es asistir a clase, seguir las indicaciones de su Instructor, esforzarse por aprender y estar centrado y concentrado en el estudio del Combat Hapkido. En muy poco tiempo, su avance técnico y psicológico para afrontar situaciones reales será bien evidente.

“No serviría de mucho tener un sistema completo, en cuanto que está compuesto por todas las facetas básicas, si todas ellas respondieran a un patrón diferente. Es como tener un traje compuesto por retales inconexos. A la hora de aplicarlo en una situación real con estrés y urgencia, la incoherencia no hace más que armar un lío monumental en nuestro patrón de reacción” 

Y por último, decíamos, es un sistema coherente. Todas estas facetas técnicas que acabo de mencionar son atravesadas por una coherencia en los conceptos, recursos técnicos y manera de reaccionar. No serviría de mucho tener un sistema completo, en cuanto que está compuesto por todas las facetas básicas, si todas ellas respondieran a un patrón diferente. Es como tener un traje compuesto por retales inconexos. A la hora de aplicarlo en una situación real con estrés y urgencia, la incoherencia no hace más que armar un lío monumental en nuestro patrón de reacción arriesgándonos muy peligrosamente. Esto es muy importante. Cuanto más claras tengamos las ideas, mucho más fácil se lo pondremos a nuestro cuerpo y mente para reaccionar adecuadamente, y mucho más difícil se lo pondremos a nuestro agresor. No me canso de repetirlo a mis alumnos: que importante es tener las ideas claras…

MARM: ¿Es el CH un sistema en constante evolución en el que se amplía o incluso se modifican técnicas efectivas, o por el contrario es mantiene aferrado a los conceptos originales?

EL Maestro Romero Pons, en el transcurso de una clase teórica.

EL Maestro Romero Pons, en el transcurso de una clase teórica.

 JR: El Combat Hapkido no es un arte, sino una ciencia. Una ciencia de la autodefensa. Y como toda ciencia, está en constante investigación, desarrollo e innovación (I+D+I). Se mantiene el objetivo y la filosofía original, pero las técnicas no paran de evolucionar en pro de un mayor efecto sobre el agresor y mayor simplicidad, por tanto, de una mayor eficacia defensiva. Actualmente el Combat Hapkido es mucho mejor que hace 15 años, entre otras cosas porque no nos ha dolido sustituir algunas técnicas por otras aún más eficaces, modificar lo necesario para perfeccionar o añadir ciertas novedades técnicas y metodológicas. No nos interesa tanto el pasado, sino para reconocer su legado y brindarle el debido respeto y protocolo.Pero nuestra ciencia mira hacia delante y avanza sin parar. Por ejemplo, ¿se pueden comparar los carros de combate de la Primera Guerra Mundial con los que está utilizando actualmente el Ejército de EE.UU.? ¿Alguien se imagina “sacralizar” el primer carro de combate “original” y considerar un “sacrilegio” cualquier innovación para perfeccionarlo? ¿Nos imaginamos la medicina congelada hace siglos sin los avances científicos actuales? ¿Alguien podría afirmar que la medicina debería haber detenido sus investigaciones en el siglo XVII?

MARM: ¿Podrías decirnos que es exactamente para un practicante de CH, la lucha real, la “lucha en la calle”?

Defensa ante un asalto a vehículo.

Defensa ante un asalto a vehículo.

 JR: En Combat Hapkido utilizamos la palabra “calle” para referirnos al mundo real en “tres dimensiones”: lugar, condiciones, agresor. 1) Lugar: Puede que tengas que defenderte en cualquier escenario (en un aparcamiento, en casa, en la calle, en un tren, en una gasolinera, en una discoteca, en el campo, etc.) 2) Condiciones en que pueden estar estos lugares, es decir, tiempo y terreno (lleno de gente o solitario, de día o de noche, hacer frío o calor, estar lloviendo o nevando, el suelo puede ser de piedra, de arena, de asfalto, de césped, haber escombros o cristales rotos, que haya armas improvisadas como piedras, botellas, palos o sillas). 3) Agresor y sus técnicas (puede ser un agresor o varios, armado o desarmado, embriagado o drogado, usar técnicas salvajes e inesperadas como cabezazos, mordiscos, tirones de pelo, golpearte la cabeza contra la pared… todo vale). En la “calle” no hay reglas ni nada que se le parezca a una pelea deportiva o a una coreografía artística.

Precisamente para una máxima preparación defensiva en cualquier escenario, he creado un programa llamado “Combat Hapkido Self Defense in Realistic Environments Training”. Este programa lo estoy desarrollando desde hace muchos años y lo imparto exclusivamente a nuestros estudiantes Combat españoles. Objetivo: estar perfectamente adiestrados para entrar en acción en cualquier lugar y circunstancia, ser unos “todo-terrenos” de la Defensa Personal.

Programa “Combat Hapkido Self Defense in Realistic Environments Training

Programa “Combat Hapkido Self Defense in Realistic Environments Training

De ahí, estas Instrucciones Especiales en entornos urbanos, montañosos, fluviales, marítimos, rurales, espacios reducidos, medios de transporte, locales con música y luces desconcertantes, instrucciones nocturnas, con lluvia, estrés inducido, etc. realizando una inteligente selección de técnicas Combat Hapkido, adaptaciones a las especificidades del escenario y desarrollo de ejercicios físicos y psicológicos que faciliten afrontar esas circunstancias especiales.

MARM: ¿Cómo se articula todo esto en la enseñanza del CH para una persona que desee iniciarse en él? ¿Qué se encontrará un no iniciado en su andadura?

JR: Con estas preguntas llegamos a los otros dos puntales básicos, como son la instrucción y el alumno.

El orden del proceso comienza con la elección del sistema que se desea aprender. Dependiendo de tus preferencias, un sistema se adecuará mejor que otro. Luego tienes que elegir un Instructor que te guste como desarrolla la instrucción, su metodología didáctica, pues dentro del mismo sistema, los distintos instructores interpretan y expresan las técnicas de modo diferente y enfatizan más en aquello que consideran más importante. Por último, la predisposición del alumno.

Tal como explico en las conferencias que imparto a mis estudiantes, para aprender a defenderse se requiere que estos tres componentes tengan un alto nivel de excelencia:

1) Excelente sistema de autodefensa. Debe ser realista y práctico, moderno, completo y coherente. Es decir, que aborde infinidad supuestos agresivos basados en como ocurren en la realidad y en como se encuentra el defensor en una situación real. Todo ello sin un número excesivo de técnicas, extraordinariamente prácticas, mecánicamente muy simples para que se puedan aplicar bajo la presión de una situación real donde las habilidades motoras finas han desaparecido y el sistema nervioso está saturado por una avalancha de estímulos sensoriales.

Desarrollo de una clase de Combat Hapkido

Desarrollo de una clase de Combat Hapkido

No debe necesitarse fuerza física, sino la estrategia, la táctica y la técnica. Que a través de unos conocimientos científicos, la biomecánica, la anatomía humana, la psicología, el sentido común, etc. un hombre o una mujer se pueda defender rápida y eficazmente con movimientos, presiones y golpes que provoquen un gran efecto sobre el agresor. Todo ello sin contradecir los movimientos naturales del cuerpo humano, que funcione de forma automática, instintiva, y que sea muy versátil para adaptarse a cualquier contingencia y a cualquier escenario real. El Combat Hapkido cumple todos estos requisitos, por tanto, es un excelente sistema de autodefensa.

 2) Excelente instrucción. Es aquella que recurre a la metodología didáctica apropiada para que los estudiantes aprendan correctamente el sistema de Defensa Personal, de forma que lo que aprendan, lo aprendan bien. Que tenga una consistencia sólida y no superficial o confusa.

Para conseguirlo se requieren explicaciones técnicas bien detalladas y razonadas, el relacionarlas unas con otras, el fundamental repaso continuo de las técnicas, repeticiones constantes de movimientos, ejercicios para mejorar las habilidades motoras, la coordinación, la rapidez, la explosividad, la versatilidad, la precisión técnica, la psicología, la determinación en combate, etc. En la sala de entrenamiento deben abordarse todos estos aspectos, incluso bajo presión inducida, tensión emocional, estrés, agotamiento físico, hiperventilación, etc. aproximándonos así al estado psicofisiológico en que nos defenderemos en una situación real.

Ejecución práctica durante una clase de Combat Hapkido

Ejecución práctica durante una clase de Combat Hapkido

Otro factor que le doy una importancia fundamental en la instrucción es el fomentar y transmitir unos valores a los estudiantes, tales como la humildad, respeto, paciencia, orden, disciplina, compañerismo, perseverancia, benedicencia, agradecimiento, buen humor, motivación, bondad, entrega, entusiasmo, generosidad, actitud positiva, espíritu de sacrificio y de superación. Estos valores nos ayudan a ser mejores personas (dentro y fuera del entrenamiento) y, sin duda, mejores combatientes.

3) Excelente actitud del estudiante. Un alumno motivado, que sea buena persona, que se toma en serio su formación defensiva, que está siempre atento a las explicaciones de su Instructor, que tiene las ideas claras de lo que quiere aprender, que es paciente y perseverante en los entrenamientos, humilde y respetuoso, presto para ayudar a los compañeros, que aprecia realmente lo que le está aportando la instrucción y todo lo que rodea a ésta, que está centrado y concentrado en el aprendizaje del Combat Hapkido, ese es el prototipo de estudiante que avanza rápido y firme en su preparación para defenderse en situaciones reales y que llega lejos en la ciencia de la Defensa Personal. La inmensa mayoría de nuestros alumnos son así y doy gracias a Dios por ello. Me siento muy orgulloso de ellos, buenas personas y buenos combatientes.

“Cada persona es libre de elegir un sistema u otro, de practicar simultáneamente varios sistemas, pero debe saber que esa decisión puede resultarle fatal en la cruda realidad de las agresiones en la que va a necesitar reaccionar rápidamente y con las ideas muy claras. En esto, 2 y 1 no son 3, sino 2 – 1 = 1.”

Quisiera añadir algo más al respecto basado en la experiencia docente de todos estos años. La inmensa mayoría de mis alumnos se han iniciado en el Combat sin conocimientos previos en otros sistemas o artes marciales. En general, al no arrastrar hábitos adquiridos en otras prácticas, suelen ser los alumnos que mejor avanzan y con las ideas más claras si se centran y concentran en el estudio de un solo sistema (en este caso, el Combat). La práctica simultánea de varios sistemas no hace más que provocar confusiones e interferencias entre distintos patrones de reacción, obstruyendo peligrosamente la mente en el momento crucial de entrar en acción. Cada persona es libre de elegir un sistema u otro, de practicar simultáneamente varios sistemas, pero debe saber que esa decisión puede resultarle fatal en la cruda realidad de las agresiones en la que va a necesitar reaccionar rápidamente y con las ideas muy claras. En esto, 2 y 1 no son 3, sino 2 – 1 = 1.

 A quienes tienen conocimientos previos, siempre les invito a incorporarse a mis clases, siempre y cuando no lo hagan por simple curiosidad o interés oportunista, y además estén dispuestos a ser buenos alumnos Combat para lo cual tendrán que centrarse en su estudio, reciclarse de lo anterior e ir aprendiendo con paciencia y humildad. Como dijo Marcial, “homo bonus semper est tiro” (el hombre bueno siempre es un principiante).

Los valores de humildad y respeto ante los Maestros y los propios compañeros, son una enseñanza fundamental en el Combat Hapkido. En la foto, el GM John Pellegrini, el Maestro Romero Pons, y el Maestro David Rivas.

Los valores de humildad y respeto ante los Maestros y los propios compañeros, son una enseñanza fundamental en el Combat Hapkido. En la foto, el GM John Pellegrini, el Maestro Romero Pons, y el Maestro David Rivas.

Finalizando esta sección sobre los alumnos, por responsabilidad moral en mis clases no admito como alumnos a quienes no tengan una actitud de respeto hacia el Gran Maestro Pellegrini y Maestros Combat, hacia mi y hacia sus compañeros de clase, quienes busquen la competición, el “medirse” con sus compañeros, quienes tengan detrás de sí hechos delictivos, una actitud egocéntrica, irresponsable, incívica, prepotente, xenófoba o violenta (en el entrenamiento o en la calle), quienes militen o simpaticen con colectivos socialmente considerados como extremistas o radicales. En resumen, en mis clases solo admito a buenas personas con ganas de aprender a defenderse de forma sencilla y apasionante a la vez, rodeadas de gente maja con actitud positiva, buen humor y gran compañerismo.

MARM: ¿Cómo llega el CH a España? ¿Cuál es tu papel en ello?

 JR: El Combat Hapkido realmente se implanta en España en 2003. Decidí introducir e implantar el Combat tras 10 años de intenso e ininterrumpido estudio de las fórmulas más realistas para la Defensa Personal. El resultado me llevó al Combat Hapkido. Ya en 1994, cuando estuvo en España el Gran Maestro Pellegrini presentando el Combat Hapkido, tuve el privilegio de entrenar con él en un Seminario. Me encantó el enfoque tan pragmático y realista, la personalidad del GM Pellegrini, las técnicas, la organización… ¡me gustaba todo, hasta el escudo –que es precioso! Pero esa presentación del Combat Hapkido fue solo un espejismo, sin llegar a introducirse de verdad, ni mucho menos a implantarse. Eso no sería hasta 2003, como decía antes. Los comienzos fueron duros, incluso hubo un tiempo que el Combat Hapkido en España se reducía a una sola escuela Combat en una pequeña ciudad valenciana (Xàtiva).

Gran Maestro John Pellegrini, fundador del Combat Hapkido, durante un seminario en Valencia.

Gran Maestro John Pellegrini, fundador del Combat Hapkido, durante un seminario en Valencia.

Pero estaba convencido que, con un sistema defensivo tan excelente y por mi parte intentando hacer las cosas lo mejor posible, con orden, esfuerzo y perseverancia, el crecimiento del Combat llegaría. Y así ha sido (y está siendo). Como “pionero” y “líder” del Combat en España, como me dice el Gran Maestro Pellegrini, no tengo palabras para expresar mi satisfacción por el constante crecimiento del Combat Hapkido en España ni para expresar mi más absoluto agradecimiento y lealtad al Gran Maestro Pellegrini por haber depositado su plena confianza y autoridad en mi –como Director Nacional- para que le represente y dirija el funcionamiento de la International Combat Hapkido Federation en España.

MARM: ¿Cuál es el estado actual del CH en España?

JR: ¡Mejor que nunca! A pesar de la dramática crisis económica que está dejando sin estudiantes a muchas escuelas de artes marciales, el Combat Hapkido español puede decir que está en su mejor momento, con más alumnos y escuelas que nunca.

Más y mejores alumnos. Motivados y entusiasmados con el Combat, están viviendo una apasionante experiencia que les aporta no solo una gran capacidad defensiva sino un refuerzo muy positivo para sus vidas. También más escuelas que nunca respondiendo a una política de expansión no impulsiva y precipitada, sino progresiva, con mucho orden y consistencia.

Alumnos durante un entrenamiento.

Alumnos durante un entrenamiento.

Normalmente, lo que sube muy rápido baja igual de rápido provocando daños irreparables a su alrededor. En España, todos nuestros instructores Combat han sido formados desde cinturón blanco, con unos tiempos y horas mínimas de instrucción para poder lograr cinturón a cinturón, hasta llegar al cinturón negro (que es el grado que capacita impartir clases Combat), lo cual lleva mínimo unos tres años y medio de asistencia semanal a clase. Esta norma vigente en España, es de obligado cumplimiento para todos, sin excepción. Esto nos garantiza tener instructores Combat de garantía, con una formación sólida, fieles a las técnicas y filosofía Combat, leales al Gran Maestro y a la ICHF, verdaderamente capacitados para transmitir lo que han aprendido a lo largo de su formación en su escuela Combat Hapkido.

También demuestra la buena salud del Combat en España el hecho de que cada año y medio o dos estoy organizando un Seminario impartido por el Gran Maestro Pellegrini y los Maestros Rivas y Gridley, venidos desde EE.UU. Si no hubiese muchos alumnos, buenos y motivados, con ganas e ilusión de aprender de los Maestros sería imposible la celebración de estos grandes Seminarios con esta periodicidad. Pero no solo es posible, sino que cada Seminario supera al anterior en cuanto a participación.

Trabajo en medio natural.

Trabajo en medio natural.

Por otra parte, diversos medios de comunicación españoles (prensa, radio, televisión) han querido hacerse eco del Combat que tanto bien está haciendo y han publicado diversos reportajes sobre nuestro sistema (Antena 3, Canal 9, MK Televisión, La Vanguardia, Levante-EMV, Radio Nacional de España, etc.)

Actualmente tenemos escuelas Combat Hapkido en Madrid, Valencia, Castellón de la Plana, Gijón (Asturias), en las ciudades valencianas de Alzira, Carcaixent y Xàtiva. Y en proyecto, Barcelona y otras tantas ciudades que instructores bien formados en nuestras escuelas Combat irán expandiendo nuestro sistema para las personas de bien que quieran aprender a protegerse de una agresión. Por último, hemos impartido cursos Combat en Gran Canaria, Pontevedra, Gijón, etc. y hemos instruido defensivamente a varios miles de personas, mujeres y hombres de todas las edades, civiles, policías y militares.  

MARM: ¿Podrías hablarnos de los distintos programas destinados a personal civil, militar y policial?

JR: Los tres programas son obra de nuestro Gran Maestro John Pellegrini. Para los civiles, el programa que enseñamos es el Combat Hapkido, es decir, el sistema completo. Como he comentado, se sustenta en la alta funcionalidad y eficacia de sus técnicas en situaciones hostiles, abordando una gran multiplicidad de supuestos con recursos tremendamente prácticos, fáciles de aprender y de aplicar en situaciones reales.

"Como nuestras clases son mixtas, las chicas se acostumbran a aplicar técnicas a compañeros mucho más grandes y fuertes que ellas, maximizando así su preparación técnica y psicológica para defenderse de un hombre en la calle."

“Como nuestras clases son mixtas, las chicas se acostumbran a aplicar técnicas a compañeros mucho más grandes y fuertes que ellas, maximizando así su preparación técnica y psicológica para defenderse de un hombre en la calle.”

Al no requerirse fuerza física sino técnica, el Combat Hapkido es un excelente sistema de Defensa Personal Femenina en el que las mujeres adquieren una preparación eficaz ante todo tipo de agresiones que lamentablemente puedan sufrir (violencia doméstica, sexual, psicopática, callejera, juvenil, etc.). Como nuestras clases son mixtas, las chicas se acostumbran a aplicar técnicas a compañeros mucho más grandes y fuertes que ellas, maximizando así su preparación técnica y psicológica para defenderse de un hombre en la calle.

 Por otra parte, tenemos las “Police Defensive Tactics”, que es el programa del International Police Defensive Tactics Institute (IPDTI) diseñado expertamente para formar a los agentes policiales y de seguridad en el desarrollo de su labor con absoluta profesionalidad, seguridad y eficacia. Basado en la legalidad vigente y en la realidad de las situaciones en las que un agente puede verse inmerso.

Desarrollo de “Police Defensive Tactics”

Desarrollo de “Police Defensive Tactics”

Completo programa táctico que va desde la identificación hasta la detención, pasando por la preparación para la defensa contra agresiones a larga, media y corta distancia, cuerpo a cuerpo, combate en el suelo, varios adversarios, defensa contra ataques de cuchillo, bastones y armas ocultas, desarme de armas blancas y de fuego, inmovilizaciones, engrilletamientos de diversa índole, extracción-conducción segura de individuos en distintos lugares (vehículos, locales de ocio, viviendas, calle, etc.),

Desarrollo de “Police Defensive Tactics”

Desarrollo de “Police Defensive Tactics”

DSC_0772

Desarrollo de “Police Defensive Tactics”

uso de la defensa, tonfa y bastón telescópico, evaluación de los seis tipos de resistencia e intervención correspondiente, disposición táctica de intervención individual o en equipo, mando verbal preciso de órdenes, estudio anatómico para la aplicación certera de técnicas defensivas-reductoras, intervención en caso de delincuentes muy peligrosos, terroristas, psicópatas, individuos bajo los efectos del alcohol o la droga, preparación psicológica para la intervención y técnicas psicológicas disuasivas, disposiciones legales sobre el uso de la fuerza y protocolos de intervención policial, protección de personalidades, etc.

Por último, tenemos el “Military Combatives” que es la instrucción especial de la Military Combatives Association (MCA). LA MCA es una organización dedicada al avance del entrenamiento “Combatives” para todas las Unidades del Ejército de EE.UU. y sus aliados. La instrucción “Combatives” realista y efectiva (también conocida como “Combate Cuerpo a Cuerpo”) es un componente esencial para el desarrollo de las funciones militares que aumenta tangiblemente la seguridad global y la capacidad de supervivencia del personal militar.

“Military Combatives” instrucción especial de la Military Combatives Association (MCA)

“Military Combatives” instrucción especial de la Military Combatives Association (MCA)

Se trata de una versión especial de Combat Hapkido, muy selecta y adaptada que se enseña exclusivamente a los militares del Ejército de EE.UU. y a los militares de sus países aliados, considerando que ha de ser instruida muchas veces en relativamente poco tiempo, así como las condiciones especiales en las que un militar puede encontrarse en el teatro de operaciones, cargado con su equipo de combate y en situaciones extremadamente peligrosas. Hemos estado instruyendo a militares del Ejército norteamericano y español con este programa y el reconocimiento de la eficacia y valoración militar han alcanzado el máximo nivel de excelencia.

MARM: ¿Existe una edad mínima para practicar CH o está abierto por principio también a la enseñanza infantil?

JR: No hay Combat Hapkido para niños, pero si un programa llamado “Youth Hapkido” y otro de suelo para niños. Al ser el Combat Hapkido un sistema de pura autodefensa, con todo lo que entraña técnica y psicológicamente, por responsabilidad, personalmente no admito niños hasta los 12 años (11 años a mucho apurar en caso de chicas). A partir de esa edad, sin problema, pues es cuando empiezan a entrar en la adolescencia y por tanto su cuerpo y mente van dejando de ser infantiles para avanzar hacia la adultez.

MARM: ¿Qué le dirías a alguien que deseara iniciarse en el CH? ¿Cuál sería tu mensaje?

JR: Le diría que si es una persona de bien y de buena voluntad, buena persona (no un maleante, fanfarrón u oportunista), mujer u hombre, muy especialmente si aún no se ha iniciado en la autodefensa, pero que realmente desea aprender a defenderse rodeada de un grupo de gente maja en que reina el buen ambiente, el buen humor, la buena actitud, la humildad, el respeto y el compañerismo, sin importar para nada la edad o la condición física… entonces ¡no puede dudar ni un segundo! SONY DSCCon el Combat Hapkido, aprender a defenderse de verdad y pasarlo genial aprendiendo está al alcance de toda buena persona. Además, como siempre recuerdo: mejor aprender a defenderte y no necesitarlo nunca, que necesitarlo y no saber defenderte.  

MARM: Muchas gracias Juan por tu tiempo, y por tu excelente manera de dar a conocer el Combat Hapkido. Un auténtico placer.

Más información sobre el Combat Hapkido: www.combathapkido.info

Entrevista realizada por Gabriel Babiloni, Director de Defensive Tactical Group Spain. Martial Arts Research Magazine es una publicación de Defensive Tactical Group Spain – Todos los Derechos reservados – ®

Anuncios

3 comentarios en “en portada

  1. como puedo contactar con ustedes por que estoy interesado en aprender los cursos de defensa personal y no muestran ninguna dirección o contacto.les ruego que me respondan o me llamen mi nuemero es 659733653 gracias.

  2. Pingback: ¿Cómo se defendían las mujeres hace 60 años? Así ha cambiado la defensa personal (VÍDEOS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s